La intervención en público y su influencia en la competitividad de la empresa

  • Pedro Mari Sánchez, CEO y fundador de EXCELENCIA DE LA PALABRA
  • Publicación: 03 de junio del 2019
  • Formadores: Pedro Mari Sánchez
En este vídeo, Pedro Mari explica qué idea tenemos acerca de la dimensión que tiene una intervención en público del CEO o el portavoz de una empresa o corporación. Se analiza hasta qué punto somos conscientes del sello que deja y de las consecuencias, directas o indirectas, que construyen el escenario sobre el que actuamos o queremos actuar. 

Pedro Mari Sánchez es CEO y fundador de EXCELENCIA DE LA PALABRA, un proyecto que se apoya en su experiencia desde 57 años de carrera para ponerla al servicio de los profesionales y ayudarles en el ámbito de la oralidad y la elaboración y puesta en escena de su discurso. Actor y director manchego; tiene una larguísima trayectoria nacional e internacional en teatro, cine, televisión y música, en los que empezó, casi de manera simultánea, en 1960. 

Su trabajo con los más importantes directores, más de 70 montajes como protagonista en teatro, casi un centenar de películas, entre ellas, Esposados, nominada a los Oscars, e igual número de series de televisión, avala una carrera profesional que continúa hoy con trabajos escénicos como  La Asamblea de las Mujeres, que ha logrado la mayor recaudación del Festival de Mérida en sus 60 años de historia. En otoño de 2017 Telecinco estrenó la  La Verdad, donde interpreta a un poderoso hombre de negocios. En Cuéntame ha sido la pesadilla de la familia Alcántara, encarnado en el personaje de Bretón. Fugitiva, un thriller para TVE...  Desde hace años, además, dedica gran parte de su tiempo el estudio del lenguaje oral. Su investigación ha cristalizado en La articulación de la palabra, un libro que sienta las bases de la verdadera comprensión del lenguaje hablado. Esta intensa actividad  incorpora la de entrenador para actores, CEOs, directivos y portavoces políticos. 

Los aspectos positivos, o negativos, de una intervención en público son incuestionables, seamos o no conscientes de ello y, por ello, debemos prestarle la mayor atención. En primer lugar, es necesario comprender que, de una intervención en público, la audiencia, cualquier audiencia, solo se queda con una impresión general y, en resumen, solo puede ser buena o mala; aunque tenga matices posteriores. Es, por lo tanto, crucial, conseguir esa buena impresión, que es la que va a permitir a los asistentes revisar el contenido de esa intervención, repasar los datos y mensajes que se han dicho y reafirmar su aceptación, que se toma, en directo, de la idea o propuesta u objetivo de venta que haya sido manifestada. Alguien decide, en ese momento en vivo, comprar o no comprar.

La intervención pública ha de ser, ante todo, clara, sincera y solventemente expuesta por el portavoz y esto requiere de ciertos requisitos: Dominio de la oralidad y la gestualidad, un discurso elaborado con principios dramatúrgicos (estilo, claridad, concisión, orden y capacidad de emocionar) y la necesaria preparación y ensayos de dicha intervención. Tomar conciencia de esto conlleva, per se, abrir un campo más grande a una empresa y, en consecuencia, potenciar su competitividad, pues reconoce la tendencia imparable de entender la comunicación como un asunto estructural que, desde una visión humanista, está modificando las estructuras y esquemas del marketing tradicional.

Si un portavoz es capaz de emocionar con su discurso gana, indefectiblemente, nuevos clientes, fideliza a los que ya tiene y convierte en aliados a sus propios colaboradores; condición imprescindible en esta etapa presidida por la nueva forma de pensar la empresa.

Todas las opiniones, comentarios o afirmaciones vertidas en los vídeos y artículos puestos a disposición desde este servicio web no son responsabilidad de Ibercaja, sino que muestran la opinión del respectivo autor.

Compartir




Valoraciones

0
Valoración media de los clientes
0,00%
Recomendado por los clientes